Con el objetivo de conocer los hábitos, conductas y percepciones de los automovilistas en relación a la congestión vehicular, Automóvil Club de Chile realizó un estudio que concluye que el 80% de los conductores que se desplaza por la capital cree que el tráfico empeorará durante 2016, mientras que un 44% considera que es un problema al que no se le ha dado solución.

La encuesta, realizada a 600 conductores de ambos sexos y de diferentes estratos sociales de las comunas urbanas del Gran Santiago, arrojó que un 64% de los automovilistas experimenta sensaciones de estrés en horario punta, mientras que un 46% reconoce conducir con molestia cuando se desplaza por la ciudad en zonas de alto flujo vehicular.

Otras cifras interesantes del estudio demuestran que un 40% de los encuestados asegura que cada año llega más atrasado a sus actividades; un 38% revela que se las ha ingeniado para descubrir nuevas rutas para trasladarse; un 32% reconoce haber tenido más altercados en la vía pública con otros automovilistas, y un 23% que aumentó el uso y manipulación de su teléfono inteligente detrás del volante.

¿Cuál es la manera de descongestionar?

Respecto de las medidas que contribuirían a descongestionar las calles, el 67% de los encuestados propone mejorar la sincronización de los semáforos, un 60% sugiere potenciar la flota de buses del Transantiago y la extensión del metro, y un 47% hacer más vías segregadas para el transporte público. Otras de las propuestas que generan consenso por parte de los conductores son la ampliación de las ciclovías (46%), la incorporación de otros medios de transporte (43%) y fomentar el uso de vehículos más pequeños para la ciudad (41%), como los city cars y las motocicletas. 

Sobre otras iniciativas para mitigar la congestión, un 29% se muestra a favor de eliminar los estacionamientos de superficie; un 23% señala estar dispuesto a compartir el automóvil con otras personas, y un 15% aprueba la posibilidad que se restringa la compra de vehículos. En tanto, sólo un 12% valida la implementación de la tarificación vial y un 24% señala estar de acuerdo en ampliar la restricción de los vehículos catalíticos para descongestionar las calles de Santiago.

La encuesta consultó también a los automovilistas respecto de las situaciones en que estarían dispuestos a dejar su vehículo. Un 67% manifestó que lo haría si mejora la conectividad el metro, un 62% si se reducen los tiempos de desplazamientos de los buses del Transantiago, un 46% si aumentan las ciclovías y un 40% si se optimiza la infraestructura peatonal. Un 24% de los encuestados, en tanto, reconoció no estar dispuesto a dejar su vehículo independiente de cualquier medida que se adopte.

Por último, un 70% de los encuestados considera deficiente el desempeño de las autopistas concesionadas en horario punta, mientras que un 19% le da esa misma calificación en horario de baja congestión.

PB/MC