Quedó listo para su promulgación el proyecto de ley que formaliza la industria del reciclaje y extiende la responsabilidad de los productores.

 

Un importante hito en el cuidado del medio ambiente se concretó este martes en el Congreso Nacional, al ser aprobada la Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor. La norma quedó lista para que la Presidenta Michelle Bachelet la promulgue, y con ello Chile se convierte en un país pionero en América Latina en legislación en materia de reciclaje.

El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, celebró la luz verde que el Legislativo dio a la iniciativa. “Formalizar esta industria, no es propio de países ricos, sino que de países inteligentes. Con este ley llegó el momento definitivo de pasar de la cultura de lo desechable a la cultura de lo reutilizable”, recalcó.

La ley formalizará la industria del reciclaje en Chile, responsabilizando a los fabricantes y empresas de ciertos productos a organizar y financiar la recuperación y gestión de residuos derivados de sus productos. Así, los productores o importadores de determinados “productos prioritarios” deberán hacerse cargo de sus bienes, una vez que estos culminen su vida útil. 

Según Badenier, la aplicación de la normativa “traerá más empleos y emprendimientos verdes, información y ecoetiquedado para privilegiar los productos amigables con el medio ambiente”.

Para el presidente de la comisión de Medio Ambiente de la Cámara, Fernando Meza, “es un gran avance que nos hagamos cargo de la basura que está por todos los rincones del país, producto de la falta de educación cívica que tenemos todos como sociedad".

"La falta de responsabilidad social con la basura hace que Chile sea un país bastante sucio“, agregó.

El parlamentario resaltó que con esta ley “nunca más un productor, intermediario o importador se va a quedar mirando al techo cuando se cumpla la vida útil del producto que comercializa, porque será su responsabilidad procurar el reciclaje de los mismos”.

Meza recordó que habrá un plazo de 3 años para que los productores dispongan de contenedores o  métodos de reciclaje necesarios para los productos que comercializa en el mercado, o de lo contrario se expondrán a multas que llegan a 200 unidades tributarias anuales. 

El director del Movimiento Nacional de Recicladores de Chile, Exequiel Estay, valoró la aprobación de la norma, ya que a su juicio consagra “el reconocimiento de un grupo de personas que en Chile han sido desplazadas por la sociedad históricamente y genera mayor inclusión, lo que es primordial para que exista una valoración real de nuestro rol en la sociedad y una participación en las políticas públicas sobre la gestión de los residuos. 

“La ley dignifica y reconoce la existencia de los recicladores y los establece como parte fundamental en la cadena de reciclaje”. Sin embargo, agrega que “ahora viene la segunda batalla, porque hay que establecer los reglamentos donde los grandes empresarios van a querer beneficiarse y sin duda que van a haber intereses creados de las grandes empresas en la recolección de materiales”, y concluye que “no vamos a tener nunca las chequeras que tienen las grandes empresas, pero sí tenemos un capital social que es la organización y esa será nuestra principal arma", señaló.