Desde la Democracia Cristiana (DC) continúa el descontento con el Gobierno, e incluso este se ha acrecentado en las últimas horas, al considerarse que el Ejecutivo “no ha reaccionado” pese a la presión que ha ejercido la Falange al congelar su presencia en las instancias de coordinación política.

Según el vicepresidente de la DC, Matías Walker, el gobierno no ha actuado con "la autocrítica y las rectificaciones que nosotros esperamos”.

Esta posición ha crecido en el falangismo tras los resultados del pasado domingo, los cuales consideran los ha empoderado con relación al resto de partidos. 

“Los números que obtuvo la DC en comparación del ala más izquierda de la Nueva Mayoría, nos permite tener legitimidad para dar a conocer nuestro argumento y mostrar el camino de cómo se sale de esta crisis”, manifestó el legislador. 

Hoy será una jornada fundamental para la DC, al reunirse el consejo nacional extraordinario del partido. Máxima instancia interna de conducción política que reúne a la mesa directiva, los miembros electos por la Junta Nacional, presidentes regionales, jefes de frente, departamento y bancadas. En dicha ocasión revisarán su posición al interior del gobierno y la Nueva Mayoría, así como los resultados municipales obtenidos.

 El secretario general del partido, Gonzalo Duarte, aseguró a Publimetro que tras dicho análisis habría un diálogo con el Ejecutivo. “Queremos conversar internamente y posterior a eso hacerlo con el gobierno”, indicó.  

Aunque adelantó que es necesario "instalar un diálogo fecundo que mejore la eficiencia de las políticas públicas, fortaleciendo los equipos políticos de La Moneda”, agregó. 

Con relación al nombramiento de subsecretarios y jefes de servicio que realizó ayer la Mandataria, Duarte aseguró a este medio que el partido “no tuvo participación es esas decisiones”, pese a que la DC fue el único partido que aumentó sus representación. 

"No hemos sido informados ni consultados sobre esta materia, es un ámbito que le compete a la presidenta”, aseveró.