Las altas temperaturas se han dejado caer en la zona central de Chile, en un fenómeno que advierte a las personas que el verano está por venir.
Según explicaron a Publimetro desde la Dirección Meteorológica de Chile, la ola de calor ha afectado desde la Región de Coquimbo hasta el Maule, en un evento climático que se extenderá hasta el próximo sábado.
Este jueves las temperaturas superaron los 36 grados en localidades de los valles y precordillera, como San Felipe, Los Andes, Combarbalá y Vicuña, mientras que en la Región Metropolitana algunos sectores de la zona norte superaron los 33 grados. En el caso de Santiago, a las 15:14 horas los termómetros llegaron a los 31,8 grados.
"Es un fenómeno que va a durar en torno a cinco días, tras ello, y pese a que continuaremos con temperaturas altas, vamos a volver a lo normal para noviembre y diciembre, es decir entre 26 y 30 grados”, aseguró a este medio el meteorólogo Cristobal Torres.
Este viernes el escenario no cambiará. En las zonas interiores de Coquimbo las temperaturas se ubicarán entre 33 y 35 grados, Valparaíso 34-37, Metropolitana 32-34, O’Higgins 32-34 y Maule 29-31.
Desde el ente técnico se advierte que la ausencia de nubosidad aumenta rápidamente los niveles de radiación, por lo que se deben iniciar los resguardos por parte de las personas en el cuidado de la piel y evitar la exposición prolongada al sol.
"A medida que tengamos cielos despejados, en la zona central la radiación va a estar en el nivel muy alto”, advirtió.

PUB/SVM