Jorge Bermúdez, contralor de la República, desestimó que haya habido buena fe por parte de la ex subdirectora operativa de Gendarmería Myriam Olate (ex esposa del diputado Osvaldo Andrade), al tramitar su pensión en Dipreca (Dirección de Previsión de Carabineros).

El contralor fue el primer invitado a las comisiones que indagan los jubilazos en Dipreca y Capredena, las que se conformaron tras el escándalo de la millonaria pensión otorgada a Olate.

En esta instancia, admitió que Contraloría tomó razón de esa jubilación solo cinco días después de que él asumió el cargo y con un fin de semana de por medio.

"Esa pensión no era imponible en Dipreca, sino que en AFP, en el régimen normal y dado que eso lo había dicho expresamente la Contraloría y lo había notificado a la interesada, nosotros no podemos seguir presumiendo la buena fe", expresó Bermúdez.

El contralor además sostuvo que "esa pensión se cursó a fines del 2015, el día 22 de diciembre. Yo asumí en la Contraloría el día 17 de diciembre a las 14:00 horas bajo mi responsabilidad y es por eso que ordenamos que se hiciera la invalidación y ordenamos también este sumario".

"¿Implica esto responsabilidad penal? Es imprudente si yo lo dijese, pero sí pusimos los antecedentes a cargo de quien le corresponde determinar eso y hacer la investigación, que es el Ministerio Público", aseveró Bermúdez.

Jorge Bermúdez explicó que los funcionarios en Gendarmería por norma general deben cotizar en el sistema de AFP, salvo los oficiales y vigilantes que están en Dipreca y algunos profesionales, administrativos, técnicos y auxiliares que fueran destinados en forma permanente a prestar servicios en una "unidad penal", definición que está a criterio del director nacional.

PUB/NL