El contralor general de la República, Jorge Bermúdez, señaló que se les descontará los días no trabajados a los funcionarios públicos que se encuentran paralizados en forma de protesta por reajuste salarial. 

Bermúdez dijo que "sería ilegal pagarles las horas que no se trabajan, eso hay que decirlo derechamente. Si no trabajan, no se les pagan; si trabajan, se pagan". 

El contralor explicó que en el sector público "sólo se puede pagar por prestaciones que se hayan realizado. Si no se ha realizado esa prestación, existe jurisprudencia abundante de la Contraloría que dice que se tienen que realizar los descuentos".

En el caso de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) negociara el fin del paro a cambio de que no haya descuentos, la autoridad manifestó que "tendría que haber una autorización legal" para que eso sucediera. 

Por su parte, el  dirigente de la Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam) dijo que si los descuentos se aplicaran, como trabajadores podrían recurrir a organismos internacionales como la OIT, según consignó La Tercera. 

Maturana dijo que "el mismo contralor sabe que no es tan fácil llegar y descontar. Debe haber un procedimiento administrativo, porque las remuneraciones del sector público están protegidas y resguardadas por ley. Sólo le pone más bencina a una hoguera que ya está ardiente”.

PUB/CF