La Contraloría General de la República declaró ilegal la compra por parte del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) de Magallanes del terreno de propiedad del padre del diputado Gabriel Boric, que iba ser destinado a la construcción de viviendas sociales.

De esta manera el Serviu pagó 46 veces el valor inicial del terreno, llegando a los $1.340 millones, según consigna El Libero. Este alto costo fue el que llamó la atención además del cambio de uso de suelo que sufrió, porque al ser comprado por Luis Boric, el terreno era de uso agrícola y al momento de ser vendido ya era de uso residencial.

Los argumentos de la Contraloría consideraron que la tasación del predio la realizó un funcionario del Serviu y no alguien independiente.

Otro aspecto cuestionado del contrato fue que el Serviu no realizó una licitación en busca del terreno, sino que lo hizo de manera directa.

PUB/NL