La Contraloría General de la República declaró procedente el reemplazo de trabajadores del Registro Civil durante la paralización de 39 días que provocó graves alteraciones en el funcionamiento del servicio.

Según publica hoy La Tercera, un dictamen señala que “procede que personal de otras entidades estatales desempeñe funciones en el Servicio de Registro Civil e Identificación ante la paralización de actividades efectuada por sus funcionarios”.

El dictamente está firmado por la Contralora (s) Patricia Arriagada Villouta y tiene fecha del 1 de diciembre pasado.

La publicación del matutino agrega que tal medida, según el dictamen, "apunta a dar cumplimiento al principio de continuidad del servicio público”.

El dictamen, añade la nota, fue emitido en respuesta a consultas efectuadas en esta materia por la diputada UDI Marisol Turres y asociaciones de funcionarios del Ministerio del Interior, que debieron apoyar al Registro Civil a solicitud del director nacional Luis Céspedes.

Contraloría basó su decisión en la promoción del “bien común” en todo el territorio nacional que la Constitución exige a la administración del Estado, y para cumplir con los principios de “servicialidad del Estado, continuidad del servicio público, eficiencia, eficacia y coordinación que rigen el actuar de los órganos de la administración (...) que apuntan al restablecimiento de la regularidad y continuidad de las prestaciones que el Servicio de Registro Civil e Identificación está obligado a otorgar a sus usuarios”.

PUB/CM