La Contraloría General de la República ofició a la Municipalidad de Placilla, en la región de O’Higgins, para que informe sobre el uso de recursos fiscales en la celebración realizada el pasado 14 de junio con motivo del Día del padre, que levantó la polémica por el destapado espectáculo que se ofreció.

El municipio realizó una actividad en la que invitó a los padres de la comuna a disfrutar de un asado a la hora del partido de la selección nacional contra Panamá.

La polémica surgió por lo que vino a continuación en la fiesta: la presencia de dos strippers y sus insinuantes vestuarios y bailes.

La situación molestó a los habitantes de Placilla, quienes acusaron al municipio por el uso de recursos fiscales en el mencionado evento.

Con este motivo, la Contraloría solicitó el día de ayer al alcalde de la comuna, Tulio Contreras, para que en un plazo de cinco días hábiles entregue los datos sobre la convocatoria l evento, los gastos, contratos y la documentación respectiva.

PUB/NL