Los vecinos de Talagante exigieron a la municipalidad el cumplimiento inmediato de la resolución de Contraloría que ordenó la clausura de la planta de cerdos que el holding Maxagro tiene en esa comuna de la Región Metropolitana. 

La empresa ya había sido sancionada anteriormente por la Superintendencia de Medioambiente por sus plantas en Isla de Maipo y El Monte. 

"Se trata de un nuevo triunfo ciudadano en esta arista por el incumplimiento de la Ley de Urbanismo y Construcción por parte de la empresa y de la Municipalidad de Talagante", dijo el presidente de la Junta de Vecinos de la Villa Esmeralda V, Fernando González, quien efectuó la denuncia ante la Contraloría. 

"Creemos que esta resolución vuelve a demostrar que estamos frente a una empresa a la cual no le interesa tener una buena relación con la comunidad, por lo cual esperamos que el municipio cumpla con lo ordenado", añadió. 

En su resolución, la Contraloría le ordenó a la Municipalidad de Talagante "la clausura inmediata" de este establecimiento ubicado a los pies del cerro La Antena, en Talagante, compuesto por 14 pabellones de engorda de cerdos además de oficinas, comedores y camarines, cuyas construcciones no cuentan con permiso de edificación ni recepción definitiva. 

Según la Contraloría, la empresa denunciada cuenta con construcciones irregulares que vulneran el marco legal y jurisprudencial, y corresponde a la Municipalidad de Talagante adoptar las medidas tendientes a regularizar la situación. 

La municipalidad, de acuerdo a la resolución, debe proceder a la clausura inmediata del establecimiento denunciado y declarar la inhabilidad de las construcciones sin permiso y recepción definitiva, de cuyo resultado debe informar a esta Contraloría General en un plazo de 30 días hábiles. 

La resolución de Contraloría se suma a la anterior sanción de la Superintendencia de Medioambiente, que decretó el "despoblamiento" de los planteles de cerdos que la agroindustrial tiene en las comunas de El Monte e Isla de Maipo, por una serie de denuncias de la comunidad por malos olores y contaminación de las aguas. 

Dichos planteles tampoco cuentan con recepción final de obras en los municipios respectivos y la Contraloría debería resolver su situación en los próximos días. 

PUB/VJ