En un dictamen del organismo contralor de diciembre de 2015, se indicó que no se ajustaba a derecho otorgar permisos para vender y consumir alcohol a organizaciones comunitarias, porque la ley que regula a estas organizaciones vecinales se antepone a la norma sobre derecho excepcional que establece la Ley de Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas.

El diputado Núñez conversó el tema personalmente esta semana con el contralor Bermúdez, e ingresó en la oficina de partes del organismo una solicitud por escrito en la que pide reconsiderar el primer fallo que desató la preocupación de juntas de vecinos de la comuna de Punitaqui, especialmente de sectores rurales.

"Valoro el buen criterio del contralor Bermúdez, su buena disposición para escuchar, acoger y reconsiderar la primera decisión del máximo organismo contralor. Se toma en cuenta la voz de algunas juntas de vecinos de Punitaqui, quienes se sintieron perjudicados de no ser autorizadas para vender alcohol durante las fiestas patrias. Esperamos que la nueva decisión del Contralor pueda ponerse en practica a la brevedad", destacó Núñez.

El parlamentario puntualizó que la solicitud tiene carácter de excepcional y que debe aplicarse solo en fechas importantes, como Fiestas Patrias, Navidad o Año Nuevo.

"Las juntas de vecinos cumplen un rol clave en la convivencia de los barrios y en la mantención de ciertas tradiciones. La venta de alcohol es solo para fechas emblemáticas y sirve muchas veces para financiar a la organización", recalcó.

En este sentido, la Cámara de Diputados aprobó esta semana un proyecto de resolución en el que solicita a la Presidenta Michelle Bachelet enviar un proyecto que modifique el artículo 30 de la ley 19.418 para que juntas de vecinos y organizaciones comunitarias puedan vender alcohol de manera excepcional en fechas emblemáticas.

Pub/CR