Catorce minutos demoraron en evacuar los vecinos de la Caleta de Peñuelas en Coquimbo hacia la zona de seguridad más cercana. Miles de trabajadores, transeúntes y residentes participaron del ejercicio de simulacro de terremoto de 7.8 richter con efecto de tsunami, organizado por el Gobierno, a través de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), y destacaron la importancia de esta instrucción para mejorar la capacidad de reacción ante una eventual emergencia.

Francisca Cisternas, ayudó a en la evacuación de su vecino Roberto Castillo, adulto mayor de esta localidad costera que salió con el grupo por las vías de evacuación que están en proceso de construcción, y dijo que “estuvo bien, porque nos demoramos muy poco. Y eso que él tiene 100 años y pudimos llegar bien al cerro”, indicó. En tanto, Miguel Espinoza, acotó que “esta bueno esto, para que la gente vaya aprendiendo y vea las vías de escape y no tener problemas con quienes se mueven más lento, como la gente de edad”.

Este simulacro comenzó pasadas las 11 de la mañana luego que el Intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez, diera la instrucción en el sector del Faro Monumental de La Serena, para que los organismos de emergencia, orden y seguridad dieran la alerta en todo el borde costero de seis comunas, a través de las sirenas de los vehículos de emergencia y un equipo especial, dispuesto por una empresa extranjera, en la Avenida de Aguirre de la capital regional.

"Alcanzamos las 90 mil personas y eso refleja que este ejercicio fue exitoso. Conversamos con los participantes directamente para conocer sus inquietudes, por lo tanto agradecemos esta gran actitud cívica de la población porque es un ejercicio que a todos nos sirve para poner a prueba los procedimientos que finalmente implementamos para resguardar la vida en situaciones de emergencia”, señaló el Intendente Claudio Ibáñez.

El jefe regional, junto a todas las autoridades y altos mandos encargados de la coordinación de los equipos en terreno, constató la amplia participación ciudadana, a través de los reportes emanados desde Los Vilos, La Higuera, Ovalle, Canela, La Serena y Coquimbo. 

El director nacional de Onemi, Ricardo Toro, explicó que en este ejercicio se desplegaron 300 evaluadores, los que recopilarán toda la información acerca de las fortalezas y debilidades en una evacuación y especialmente por una observadora internacional experta en emergencias del Estado de California, Christine Curry, quien destacó la experiencia para replicar en su país

“Esa es la idea del simulacro. Debemos ver lo bueno y lo que hay que mejorar. Si algo va a fallar, que falle hoy, y no cuando estemos sometidos a la presión de la emergencia. Quiero destacar a la región, porque logró la evacuación, y esperemos que en el futuro, los que no participaron, puedan dar un ejemplo, porque esto es la única forma de salvar vidas”, señaló.

La evacuación de las personas se efectuó sin ningún inconveniente y fue monitoreada en las principales vías de evacuación y los sectores inundables, como la Avenida del Mar en La Serena, Cuatro Esquinas, Peñuelas, además del barrio Baquedano y el centro de Coquimbo, Tongoy y Caleta San Pedro. Un trabajo que también se siguió a través del patrullaje aéreo de la Prefectura Aero policial de Carabineros.

Tras la jornada, la Onemi comenzará un trabajo para consolidar toda la información recogida por los evaluadores, la que será entregada al Intendente Ibáñez en el lapso de unos 30 a 40 días.

PUB/CM