Una grave denuncia recibió el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), luego que Silvana Muñoz Aguirre, asegurara haber padecido una violenta agresión en Tierras Blancas, Coquimbo, sólo por defender acosos homofóbicos contra su hijo de ocho años.

La mujer apuntó que un grupo de vecinos ha dicho en retiradas oportunidades obscenidades a su hijo “frente a sus amigos porque piensan que es gay, un homosexual, con lo cual lo denigran frente a otros niños. Estos, tomando como ejemplo lo que dicen los adultos, también se ríen de mi hijo”.

Precisó que los acosos contra su hijo iniciaron en septiembre pasado, pero que la situación más crítica ocurrió el sábado, cuando nuevamente defendió a su hijo en un almacén que administra en Tierras Blancas.

“Una mujer me cortó la cara con rasguño y me sacó del almacén. En la calle cuatro personas me agredieron violentamente. Yo le he enseñado a mi hijo a no reaccionar con violencia. No me puedo ir de Tierras Blancas porque compré mi casa con subsidio y me quedan tres años más o me la pueden quitar si la arriendo”, relató la madre, visiblemente afectada.

El Movilh, que está en contacto con los familiares afectados, precisó que “hoy denunciaremos estos hechos ante la Unidad de Atención a Víctimas de Delitos Violentos del Ministerio del Interior, para que brinden toda la orientación y ayuda psicológica y legal necesaria a Silvana y a su hijo”.

El organismo puntualizó además que “lo ocurrido es infame, pues se está atacando a un chico de ocho años porque supuestamente se cree que es gay, mientras que la madre es golpeada por defenderlo. Es una situación gravísima. Haremos todo el seguimiento necesario hasta hacer justicia , así como para prevenir nuevos ataques”.

PUB/NL