Por 76 votos a favor, 1 en contra y 3 abstenciones, la Sala de la Cámara aprobó en su trámite final el proyecto de ley que declara feriado el 20 de septiembre, con ocasión de celebrarse la Fiesta de la Pampilla en Coquimbo. 

En su discusión, los diputados ratificaron la modificación introducida por el Senado, la cual señala que el día feriado regirá solo para el presente año. Esto luego de que se solicitara al Ejecutivo un marco regulatorio para las declaraciones de feriados. 

La norma se originó en una moción del diputado Miguel Ángel Alvarado (PPD), junto al diputado DC Matías Walker, los PPD Cristián Campos, Loreto Carvajal, Guillermo Ceroni, Rodrigo González y Joaquín Tuma; PS Juan Luis Castro, UDI Sergio Gahona y la diputada independiente Alejandra Sepúlveda. 

El texto busca reconocer la festividad de La Pampilla, con la que cada año los habitantes de la región concurren a conmemorar la independencia de nuestro país, constituyéndose en una fiesta cultural emblemática que resalta los valores patrios. 

Los autores del proyecto recuerdan, en sus argumentos, que la Cámara aprobó por unanimidad, el 13 de abril de 2011, el proyecto de acuerdo 260 en que se solicitaba al Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes incluir las celebraciones de La Pampilla dentro del inventario del Patrimonio Cultural del país, requerimiento similar al efectuado por la Municipalidad de Coquimbo a Unesco. 

Asimismo, adelantándose a las objeciones de quienes se oponen al establecimiento de nuevos feriados, por su efecto en los índices de productividad, se resalta que las ciudades de Coquimbo y La Serena viven esencialmente del turismo, siendo Fiestas Patrias una fecha especialmente favorable, y que se prolonga con la festividad de La Pampilla. 

La fiesta de La Pampilla tiene su origen en dos versiones disímiles. La primera señala que los habitantes costeros de Coquimbo, cuyos territorios eran asolados en forma constante por corsarios, piratas y filibusteros, vivían temerosos del avistamiento de barcos en sus proximidades. 

Por ello, los vecinos de Coquimbo y La Serena se lograron organizar, rechazando con singular éxito a uno de aquéllos, conocido como Bartolomé Sharp, quien tuvo que huir ante la fuerte resistencia opuesta por los señalados habitantes; hechos que se habrían producido el día 20 de septiembre del año 1680. 

La segunda afirma que tal fiesta dice directa relación con la instalación de la Primera Junta de Gobierno, el 18 de septiembre del año 1810, hecho histórico que fue conocido en Coquimbo con dos días de atraso, atendidas las dificultades que, en materia de comunicación, imperaban en aquel entonces. 

PUB/CF