La titular del Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, Ana Emilia Ethit, impuso las medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional al ex gerente general de Corpesca, Francisco Mujica.

Las medidas se conocieron esta jornada después de los alegatos de la defensa y la fiscalía. Esta última pedía arresto domiciliario total, debido a la gravedad de los delitos imputados a Mujica.

En la jornada de ayer, los fiscales Emiliano Arias y Ximena Chong formalizaron a Mujica por soborno y delitos tributarios, pero la audiencia se suspendió debido a que faltaba la notificación de desafuero del senador Jaime Orpis.

Según los fiscales, Mujica le pagó a Orpis más de $264 millones entre marzo de 2009 y abril de 2013, período en que se tramitó la Ley de Pesca. También afirmaron que los ejecutivos de Corpesca le decían cómo votar. Los pagos también se hicieron a la ex diputada Marta Isasi, que será formalizada el 2 de junio.

Para justificar estos pagos, ambos párlamentarios conseguían boletas de servicios y las entregaban a Mujica por trabajos que no se habían realizado.

Según los fiscales, el ex gerente ordenó incluir en los registros contables de Corpesca las boletas de servicio maliciosamente falsas emitidas por cercanos a los parlamentarios, lo que permitió a la empresa rebajar impuestos.

Mujica no podrá salir de su domicilio de Vitacura entre las 12 de la noche y las 8 de la mañana.

El Servicio de Impuestos Internos, querellante en el caso Corpesca, había solicitado la prisión preventiva de Mujica, pero la jueza Ethit rechazó tal medida por la proporcionalidad con la eventual pena que podría recibir el ex ejecutivo en un juicio, que no sería de cárcel.

Tras decretarse las medidas cautelares de Mujica, la audiencia seguirá con la discusión de la prisión preventiva solicitada por la fiscalía para el desaforado senador Jaime Orpis.

PUB/CM