Este martes se confirmó que dos corredores de propiedades de Temuco fueron condenados por el Tribunal Oral tras acreditarse el delito de cohecho activo, el que estaba destinado a funcionarios de la Conadi.

Según detalló el Ministerio Público, los sujetos fueron identificados como Miguel Briones Sepúlveda y Nivaldo Carrasco Rosales, ofrecieron un monto cercano a los 100 millones de pesos a un trabajador de esta entidad pública para acelerar la compra de un fundo.

El hecho se remonta al 12 de julio de 2012, cuando ambos condenados acudieron a la oficina del jefe (s) del Departamento de Tierras y Aguas de Conadi, Sergio Garrido, a quien le señalaron la posibilidad de entregar este dinero a cambio de priorizarar la adquisición del Fundo Nilpe de Galvarino.

Este predio estaba siendo ofertado a la comunidad indígena José Gineo Ñanco, en el contexto de los subsidios otorgados por el organismo estatal. 

Si bien la Fiscalía de Alta Complejidad explicó que no se produjo ninguna transacción monetaria, ya que el funcionario rechazó el hecho y expulsó a ambos corredores del lugar, el delito se materializó por el sólo hecho de ofrecer dinero para que ejecute una acción en relación a su cargo.

En un primer juicio, efectuado en octubre de 2015, el tribunal absolvió a los acusados, pero la Corte de Apelaciones de Temuco acogió el recurso de nulidad deducido por el Ministerio Público y ordenó repetir el juicio, logrando la condena en esta segunda oportunidad.

PUB/VJ