La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó fallo que condenó a cinco agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), entre ellos, Miguel Krassnoff Martchenko, por su responsabilidad en los delitos de homicidio calificado y secuestro de cuatro jóvenes militantes de izquierda que permanecieron detenidos en el centro de detención clandestino Villa Grimaldi.

Se trata de condenas decretadas por el ministro instructor Leopoldo Llanos en contra de los cinco ex agentes por el homicidio calificado Iván Olivares Coronel, Pedro Labra Saure y Jaime Ossa Galdames; y por el secuestro de Gustavo Ramírez Calderón, cometidos el año 1975.

La resolución fue confirmada por la Sexta Sala del tribunal de alzada capitalino que condenó a Krassnoff Martchenko a 20 años de presidio como de autor de los homicidios de Olivares Coronel, Labra Saure y Ossa Galdames; además de 10 años y un día en calidad de autor del secuestro de Ramírez Calderón.

Junto a él, la Corte dejó a firme las condenas de 10 años de cárcel contra Rolf Wenderoth Pozo, como autor del secuestro de Ramírez Calderón, y a 5 años de presidio como cómplice del homicidio de Ossa Galdames.

Mientras, el agente Basclay Zapata Reyes fue condenado a 15 años de presidio por su responsabilidad en el homicidio de Olivares Coronel, más 10 años de presidio como autor del secuestro de Ramírez Calderón.

Los agentes Fernando Lauriani Maturana y Francisco Ferrer Lima recibieron condenas de 10 años y un día, respectivamente, por su participación en los mismos hechos, en tanto que el ex agente Orlando Manzo Durán fue condenado a 3 años y un día de presidio en calidad de cómplice en el secuestro de Ramírez Calderón.

En el aspecto civil, el tribunal de alzada confirmó la condena que ordena al fisco pagar una indemnización a los familiares de las víctimas.

PUB/CM