La Comisión de Libertad Condicional de la Corte de Apelaciones de Santiago otorgó el beneficio a 568 internos de la jurisdicción, que cumplían con los requisitos para acceder a la prerrogativa.

De acuerdo a las evaluaciones realizadas en las diversas unidades penales, un total de 1.768 internos fueron postulados en Lista 1 y, tras las evaluaciones realizadas por la comisión se otorgó el beneficio a 568; es decir, al 32,1% de los postulantes.

La Comisión de Libertad Condicional se reúne semestralmente –en abril y octubre de cada año– para analizar la entrega de beneficios a los internos de los penales de la jurisdicción que cumplan con los requisitos. La comisión capitalina está presidida por la ministra Javiera González,  e integrada por 10 jueces de juzgados de Garantía y de tribunales orales.

La instancia, existe una en cada Corte de Apelaciones del país, analiza los informes elaborados por los jefes de los establecimientos penitenciarios, quienes deben considerar los siguientes aspectos para calificar a los internos: a) cumplimiento efectivo de la mitad de la condena que se le impuso por sentencia definitiva; b) haber tenido conducta intachable en el establecimiento penal; c) haber aprendido un oficio si hay talleres donde se cumple la condena y d) haber asistido con regularidad a las escuela y conferencias educativas del penal.

Quienes acceden al beneficio de la libertad condicional deben fijar domicilio y quedan sujetos al control de Gendarmería.

PUB/CM