Junto con declarar admisible el recurso de protección presentado por el Sindicato de Trabajadores independientes de Taxis Básicos, Ejecutivos y de Turismo en contra de la empresa Uber, la Corte de Apelaciones de Santiago le otorgó a dicha compañía un plazo de cinco días para presentar un informe de sus actividades y hacer sus descargos.

La acción judicial busca paralizar el funcionamiento de la empresa y de la aplicación con que se coordina su servicio informal de transporte privado de pasajeros en nuestro país. "Solo así se evitará que continúe la vulneración de los derechos de más taxistas", señalan los recurentes.

En el libelo los taxistas afirman que Uber, una multinacional presente en más de 450 ciudades en el mundo "perturba y lesiona las garantías constitucionales aseguradas en el N°21 del art. 19 de la Constitución Política de la República, que consagra el derecho a desarrollar cualquier actividad económica que respete las normales legales que la regulan".

Según lo declarado por el presidente de la Confederación Nacional de Taxis (Confenatach), Luis Reyes, al diario Las Últimas Noticias, "con esta acción juducial buscamos prohibir todas las promociones y prestaciones de Uber Chile Spa, mientras sus conductores y sus vehículos asociados no se sometan a las normas tributarias nacionales y a las regulaciones de seguridad vigentes en el país, representadas por la Ley de Rentas y el Ministerio de Transportes".

PUB/NL