La Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso ratificó el sobreseimiento de Francisca Ceroni, una de las imputadas como encubridoras del asesinato de un recién nacido, hecho ocurrido en la localidad de Colliguay (Quilpué) bajo las órdenes de Ramón Castillo, también conocido como “Antares de la Luz”.

Con esto, el tribunal de alzada mantuvo a firme la decisión del Juzgado de Garantía de Quilpué decretada el pasado 23 de noviembre, en la que el juez Milenko Grbic Miranda consideró que la acusada no tenía “un propósito único de lograr la huida de Castillo, sino más bien una situación creada por otros y aprovechada por la imputada para fines distintos”.

Y agregó que lo anterior significa que “su presencia en el vehículo, recordemos que no conducía, más bien puede ser catalogada con un simple apoyo moral, no pudiendo calificarse de una acción material positiva para lograr la huida del imputado Castillo”.

“El hecho que luego se haya trasladado a Perú a acompañar al imputado Castillo no es un antecedente plausible para configurar este tipo de participación" en la fuga, dijo.

De esta manera, la Corte de Apelaciones del Valparaíso echó por tierra la intensión de la Fiscalía de revertir la decisión del juez Milenko Grbic Miranda, del tribunal de Quilpué.

PUB/CM