La Corte Suprema determinó acoger un recurso de amparo presentado a favor de internos de la cárcel de Valparaíso que a mediados de febrero último denunciaron haber sufrido graves maltratos a manos de personal de Gendarmería, además de otras irregularidades. 

De esta forma, el máximo tribunal de justicia del país confirmó la sentencia dictada el 17 de febrero recién pasado por la Corte de Apelaciones de Valparaíso, que acogió recurso de amparo presentado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos –INDH– en favor de los internos afectados. 

La resolución fue adoptada en fallo unánime por la Segunda Sala de febrero del máximo tribunal del país y ordena a la institución de prisiones instruir una investigación por la golpiza registrada a fines de enero pasado. 

"Se acoge la acción constitucional de amparo (…), debiendo Gendarmería de Chile investigar acuciosamente los hechos denunciados y ocurridos los días 30 y 31 de enero del presente año, así como otros que hubieren ocurrido con anterioridad o posterioridad, de similares características, condiciones y gravedad", señala el fallo de la Suprema. 

Además de la denuncia por las golpizas propinadas a los internos a fines de enero, los afectados, al menos diez internos del módulo 112 del penal de alta seguridad de la ciudad puerto, dieron cuenta de una serie de irregularidades, entre ellas, el cobro de dinero por parte de algunos funcionarios a cambio de determinadas “regalías” y mantención de elementos prohibidos por el reglamento interno. 

PUB/NL