La Corte Suprema resolvió elevar las penas que deberán cumplir dos ex miembros del Ejército por su responsabilidad en el delito de homicidio calificado de los ciudadanos estadounidenses Charles Horman Lazar y Frank Teruggi Bombatch, ocurridos en septiembre de 1973 en el Estadio Nacional.

En el fallo unánime se condenó al ex brigadier del Ejército Pedro Espinoza Bravo a la pena de 15 años y un día de presidio, en calidad de autor de ambos homicidios, en tanto, el ex coronel del Ejército Rafael González Berdugo fue condenado a 3 años y un día, con el beneficio de la libertad vigilada, en calidad de cómplice del homicidio de Charles Horman.

En primera instancia, el ministro en visita Jorge Zepeda había determinado penas de 7 años de presidio para Espinoza Bravo y 2 años de presidio para González Berdugo.

Respecto del homicidio de Charles Horman, el magistrado logró establecer que el 17 de septiembre de 1973 el periodista y cineasta fue detenido en Santiago por personal militar, y luego fue interrogado en la oficina del Director de Inteligencia Augusto Lutz Urzúa, ubicada en el edificio del Ministerio de Defensa Nacional.

“Concordando el interés de la autoridad militar con los antecedentes que Horman tenía sobre la investigación del caso "Viaux – Schneider", además de ser calificada su labor de guionista en la empresa estatal chilena Chile Films como subversiva”, sostiene el fallo.

Luego, el 18 de septiembre de 1973, alrededor de las 13:35 horas, militares ingresan al Servicio Médico Legal los restos de un desconocido de sexo masculino, al que posteriormente se le toma una ficha dactilar, resultando ser Charles Horman, estimándose que su muerte había acontecido ese día, aproximadamente a las 09:45 horas, y cuyo certificado de defunción recién se emitió con fecha 4 de octubre de 1973, señalándose como causa precisa y necesaria de su muerte heridas múltiples a bala.

Pese a que Joyce Horman, cónyuge de Charles Horman, y Edmund Horman, padre de Charles Horman, iniciaron la búsqueda de Charles ante el Consulado y la Embajada de los Estados Unidos, ante la Cruz Roja Internacional y otros organismos, no obtuvieron información alguna, por lo que retornaron a Nueva York el 20 de octubre de ese mismo año.

“No obstante lo anterior, a lo menos el 19 de octubre de 1973, el Ministerio del Interior y, por lo tanto, también el Gobierno de Chile, tenían pleno conocimiento de las circunstancias en que fue muerto”, indica el fallo.

“La decisión de dar muerte a Charles Horman Lazar se dispuso por el Departamento II del Estado Mayor de la Defensa Nacional, dependiente del General de Ejército Augusto Lutz Urzúa, y se ejecutó por el Batallón de Inteligencia Militar o Cuartel de Inteligencia del Ejército, a cargo de determinado oficial de esa repartición encargado de supervigilar la ejecución detenidos”, agrega.

Charles Horman es uno de los casos de detenidos desaparecidos más reconocidos al inspirar la película de Costa-Gavras de 1982 'Missing', la que estuvo absolutamente prohibida durante la dictadura liderada por Augusto Pinochet.

En tanto, en el caso de Frank Teruggi Bombatch, la investigación judicial determinó que “con su visa de estudiante se matriculó en el Centro de Estudios Económicos y Sociales de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile. Asimismo, se incorporó a los ciudadanos de los Estados Unidos que editaban el boletín: "Fuente de Información Norteamericana" (FIN) y, por ese medio, hacían publicaciones contrarias al gobierno de su país, en la relación de éste con el gobierno de Chile e información chilena para la izquierda americana, lo que se consideraba subversivo”.

Al igual que con Charles Horman, la acción en contra de Teruggi Bombatch se insertó en las investigaciones secretas ejecutadas en contra de norteamericanos afectados por la actividad de recolección clandestina de datos que realizaban en el ámbito político, que llevaban a cabo agentes del Grupo de Inteligencia Militar estadounidense, dirigida por un Comandante del Grupo de la Misión Militar de los Estado Unidos en Chile.

Los antecedentes que afectaban a Frank Teruggi fueron entregados por los agentes norteamericanos al Servicio de Inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional, a cargo del General Augusto Lutz Urzúa. Así, el 20 de septiembre de 1973, esa autoridad militar dio orden al personal de Carabineros de detener a Teruggi en su residencia, en la comuna de Ñuñoa.

“En consecuencia, entre la noche del 21 y la madrugada del 22 de septiembre de 1973, Frank Randall Teruggi Bombatch es muerto al margen de todo proceso legal por los agentes del Estado que habían ordenado su privación de libertad en el Estadio Nacional, los que luego abandonan su cuerpo en las calles de Santiago, con la finalidad propiciada por los hechores de impedir que se conociera la acción que determinó su muerte", señala la investigación.

En el aspecto civil, se condenó al Estado de Chile y los sentenciados a pagar solidariamente la suma de $130 millones de pesos a Joyce Hamren Horman y $100 millones de pesos a Janis Teruggi Page.

PUB/CM