Por intermedio de una carta para ambas partes, la jueza María Teresa Villagra solicitó inhabilitarse permanentemente de las audiencias correspondientes al caso Luchsinger. 

Debido a este escenario, la Corte Suprema decidió solicitar a la Corte de Apelaciones de Temuco los antecedentes vinculados a la decisión de Villagra.

El hecho se remonta al 26 de mayo, día en que la defensa pública decidió realizar una "recusación amistosa" contra Villagra acusándola de "parcialidad" tras autorizar una escuchas telefónicas grupales "porque le sonaban los nombres" de algunos comuneros mapuches. En una decisión altamente cuestionada por los defensores Mario Quezada y Manuela Royo.

Mujica restó "dramatismo" a la medida y explicó que "no es que sea la primera vez que esto ocurra porque normalmente, sobre todo los jueces penales, se ven enfrentados en disconformidades de las partes".

Al mismo tiempo, el vocero señaló que la información solicitada pretende velar por la "independencia" de los jueces.

PUB/SVM