En medio de los duros cuestionamientos contra la concesionaria Costanera Norte lanzados durante la mañana de hoy por las autoridades, luego de la inundación ocurrida en una gran extensión de las avenidas Andrés Bello y Providencia, el gerente general de la firma, Diego Savino, aseguró que tanto la compañía como la constructora a cargo de obras en el sector del anegamiento asumirán las responsabilidades que correspondan.

La inundación, que causó daños en subterráneos y plantas bajas de numerosos edificios y locales comerciales, fue atribuida a la salida de agua desde el crecido río Mapocho en el sector donde se efectúan trabajos para construir nuevas vías de conexión con la autopista, enmarcados en el plan Santiago-Centro Oriente.

"Va a responder la constructora, que es la empresa Sacyr. Si la constructora no responde debidamente, nosotros como concesionaria vamos a responder por la constructora", aseveró el ejecutivo.

"Se van a evaluar los daños (sufridos por los afectados por el anegamiento) y se irá respondiendo con la mayor rapidez que podamos", agregó.

Ante las denuncias planteadas por el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, y el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, quienes responsabilizaron a Costanera Norte de las consecuencias del anegamiento debido a la intervención que realizó en el lecho del río, Savino dijo que hoy concentran esfuerzos en solucionar la emergencia.

"No voy a entrar en controversias. Primero tenemos que afrontar la contingencia y después se verán las responsabilidades", afirmó el ejecutivo.

Al mismo tiempo, indicó que las barreras de contención instaladas en la zona de los trabajos en el cauce estaban diseñadas para un flujo mucho menor al que se presentó durante las primeras horas de este domingo.

De acuerdo a antecedentes entregados durante la mañana por autoridades regionales y ministeriales, el agua que invadió la avenida Andrés Bello se desbordó en el sector en el que se efectúan desde 2013 los trabajos en la rotonda Kennedy y la ampliación de Costanera Sur. Según el intendente Orrego, la concesionaria había sido alertada sobre el riesgo que implicaban las intensas precipitaciones asociadas al sistema frontal que afecta al centro y sur del país.

PUB/FD