El padrastro de Florencia Aguirre, Cristián Soto García, fue formalizado este sábado por el crimen de la menor de nueve años y quedó en prisión preventiva luego que confesara haberla asesinado y luego quemado el cadáver.

El hombre fue detenido el sábado luego que el cuerpo de Florencia, que era ampliamente buscada tras su desaparición el día viernes, fuera encontrado en la leñera de la casa familiar.

Soto fue formalizado por el delito de homicidio calificado en el Tribunal de Garantía de Coyhaique,

PUB/NL