“El país ha visto cómo se ha ido incrementando la violencia en las regiones del Bío Bio, Araucanía y Los Lagos, con actos cada vez más osados y audaces”, esto fue lo que decía la declaración pública que emitió la Confederación de la Producción y el Comercio para pedir al Gobierno que estudie la declaración de estado de excepción en las zonas afectadas por los hechos de violencia en las zonas anteriormente mencionadas.

Junto con emitir este comunicado en donde solicitaron “desarticular grupos violentistas que actúan en forma planificada e incluso promocionan sus actos, tal como la Coordinadora Arauco-Malleco y sus órganos de resistencia territorial”, la CPC se sumó a la Multigremial de La Araucanía para pedir medidas "más drásticas  y efectivas de parte de las autoridades”

Además en el comunicado se propone una reorganización de la compra de tierras de Conadi y rediseñar los protocolos de operar de la fuerza pública.

“Se debe delimitar y redefinir la política de compras de tierras de Conadi, que estaría afectando gravemente el desarrollo económico de las regiones, sin dar solución al problema de la violencia. Es urgente rediseñado los protocolos con que opera la fuerza pública con el fin de disuadir y controlar las expresiones de violencia y así comenzar su erradicación definitiva”, agrega el comunicado.

Al final la CPC cree “indispensable la adopción urgente de políticas públicas que vayan en ayuda de las comunidades mapuches” e informó que solicitarán una reunión a la brevedad con el ministro del Interior para manifestar tal plantemiento.


PUB/ SQM