En la madrugada de este miércoles se entregó el cabo segundo de Carabineros Sebastián Fuentealba Toro, el cual asesinó a balazos al también cabo segundo, Daniel Aravena Rodríguez a pasos del retén Rucapequén.

El hecho fue confirmado a Radio Cooperativa por el general Hermes Soto Isla, jefe de la Octava Zona Policial de Biobío, el cual confirmó que el móvil del crimen fue un problema de carácter pasional.

"Estaban en un día libre visitando a sus familiares. El carabinero está a disposición de la Fiscalía. Es una situación particular, sentimental, que afectó a dos personas, lamentablemente dos funcionarios nuestros, pero es una situación netamente sentimental en que se ven involucrados ellos y uno termina fallecido", relató.

En ese sentido, se detalló que ambos funcionarios se encontraban en un día libre cuando Fuentealba, el cual pertenece al retén Quinchamalí, disparó a su víctima, que era parte de la tenencia Las Trancas, en momentos que se dirigía a un velorio junto a su familia.

Cabe indicar que la causa será vista por el Ministerio Público y no por la Fiscalía Militar.

PUB/CM