A tres días que la directora del Servicio Nacional de Menores (Sename), Solange Huerta, diera a conocer la cifra de niños y niñas fallecidos en los centros del organismo entre el 1 de enero de 2005 y el 30 de junio de 2016, los que llegan a 210 menores, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, presentó el Plan de Acción para la protección de la infancia vulnerada. 

Este Plan de Acción consta en una inyección de $2.500 millones para los meses que quedan de este 2016, los que estarán destinados a un mejoramiento de la habitabilidad, mobiliario y material de los centros Sename y a la compra de insumos para atención de salud, junto con la compra de servicios de especialistas. 

Al anunciar los recursos que tendrá este plan, la mandataria se mostró crítica con la situación que vive la institución y señaló que los recursos serán destinados para los centros de atención directa. 

“Esto representa una tragedia y una vergüenza para nuestra sociedad, por lo que nunca más podemos volver a enfrentar una falta información como la que hemos visto (…) En la primera fase de este plan: tenemos acciones de corto, mediano y largo plazo que incluyen nuevos recursos y reformas institucionales para asegurar la protección de los niños con un trabajo intersectorial para mejorar y fiscalizar la gestión del sistema y reformas”, sostuvo la Presidenta. 

Críticas y propuestas de especialistas 

Luego que se presentó el Plan de Acción, las reacciones de todos los sectores políticos y sociales no se hicieron esperar, quienes comentaron el reforzamiento al Presupuesto de 2017 en más de $16.500 millones. 

Uno de los más críticos fue el ex psiquiatra de uno de los centros del Sename, Rodrigo Paz, quien en conversación con Publimetro expresó que a su juicio no se le deben asignar más recursos a un organismo que no ha cumplido con su labor. 

“El problema principal del Sename es que es una institución corrupta, y me parece aberrante que la Presidenta de la República los premie inyectándole más recursos, donde queda claro que la motivación es que los funcionarios no vuelvan con los mismos paros de siempre (…) Acá lo primero que se tendría que hacer es contratar médicos con especializaciones en salud mental para que cada uno de los centros cuente con estos servicios”, sostuvo. 

El tema de poner énfasis en la salud mental de los menores pertenecientes al Sename, es una visión que comparte María Josefina Escobar, quien es doctora en psicoterapia y parte del equipo del Centro de Neurociencia Social y Cognitiva UAI, ya que la especialista afirma que el plan presentado debe hacerse cargo de los recursos que serán destinados para este ámbito, pero además plantea que para mejorar los problemas se hace esencial activar políticas de desinstitucionalización. 

“Se debería dejar explícito los recursos que se destinarán a salud mental, porque es un tema prioritario para estos chicos, y lo otro que debía haber aparecido en el plan son las políticas de desinternación o desinstitucionalización, lo que quiere decir que el último recurso para los niños y jóvenes vulnerados debiese ser parte de los centros, por eso se necesita implementar las familias de acogida y programas de adopción”, aseveró a Publimetro la experta. 

Otra de las críticas al programa presentado por la Presidenta, es que los recursos estén destinados a centros de administración directa, porque de acuerdo a lo que asegura el gerente general de la Fundación San Carlos de Maipo, Marcelo Sánchez, sólo corresponden a un 2% de las atenciones dejando a la mayor parte con subvenciones bajas. 

“Hay un problema de priorización de los recursos, porque ahora dos de cada tres pesos del presupuesto para el 2017 están destinados a la administración directa, dejando al 98% de los otros centros sin recursos necesarios, por eso se debe modificar la ley de subvenciones, lo que tiene que ser coherente con los costos reales que para cada niño tiene un promedio de $207.000”, argumentó Marcelo Sánchez. 

Todas estas críticas vienen para que a partir del Plan de Acción del Sename se arregle la crisis del organismo, pero es el mismo ex psiquiatra de la institución quien sostiene que la división en otros ministerios no será un aporte. 

“Esto no es ningún avance, porque la Presidenta lo que ha hecho es reiterar lo mismo de hace dos años atrás insistiendo en la división del Sename ,y eso pasará de tener una miseria grande que es la de hoy a tener dos miserias medianas, la diferencia es que los niños no se van a morir en el Ministerio de Justicia, se van a morir en el Ministerio de Desarrollo Social”, sentenció Rodrigo Paz.