Pescadores artesanales que controlan los bloqueos de ruta en Chiloé permitieron el ingreso de dos camiones con cilindros de gas licuado para ser destinados a las ciudades de Ancud y Castro y de esa forma paliar el desabastecimiento que se vive en la isla, tras 11 días de movilizaciones derivadas de la contaminación de las costas del archipiélago. 

La medida se materializó durante la madrugada de este jueves por decisión de los trabajadores de la pesca, según dijeron para dar una señal de voluntad para avanzar en la solución del conflicto, como ocurrió con la salida de algunos camiones y buses hacia el continente, previamente. 

"Pero eso no significa, como dijeron algunos canales de televisión y otros medios de comunicación, que esté abierto el paso en el canal de Chacao", dijo a Aton, un dirigente que trabaja en la coordinación de los puntos de bloqueo, que pidió reserva de su nombre. 

Cerca de las 02:00 horas un camión ingresó a la ciudad de Ancud con casi mil unidades de cilindros de distinto formato (kilos), escoltado por vehículos de pescadores y en medio de vítores y aplausos de quienes se mantenían en los puntos de bloqueo. 

Un segundo vehículo continuó rumbo a la ciudad de Castro donde y arribó poco después de las tres de la madrugada a la capital chilota, luego de sortear los cortes ubicados en la Cuesta Chilolac y en Pupelde, a la salida sur de Ancud. 

Aunque no se precisó, se estima que ambos vehículos llegaron hasta la isla con cerca de mil unidades de cilindros cada uno, para ser puestos a la venta en los puntos de distribución que existen en las mencionadas comunas chilotas. 

Cabe hacer mención que el valor del gas licuado en Chiloé es mayor al precio en que se comercializa en el continente. Mientras un cilindro de 15 kilos en Puerto Montt cuesta 16.200 pesos, en Ancud y Castro, es de 21.500 pesos, según las tarifas oficiales del Gobierno. 

PUB/VJ