El Gobierno informó la desvinculación de 123 funcionarios debido al mal uso de licencias médicas en Gendarmería.

La ministra de Justicia Javiera Blanco sostuvo que se analizaron "596 casos de licencias que se extendían por seis meses", de las cuales se "hay 61 personas con problemas justificados y que no corresponde el despido".

Además, detalló que "tenemos 412 casos en los cuales la comisión médica se está avocando a la revisión".

La secretaria de Estado precisó eso sí que "Gendarmería de Chile es una institución proba, donde sus funcionarios arriesgan todos los días su vida. La situación de algunos pocos no puede enlodar a toda una institución".

"Estamos tomando medidas para poder identificar a aquellas personas que han hecho un uso abusivo. No es el uso de las licencias médicas lo que nos convoca, si no el mal uso de algunos", concluyó Blanco.

PUB/CM