Javiera Blanco es una de las políticas más cercanas a la Presidenta Michelle Bachelet. Durante su primera administración, la Mandataria nombró a la abogada como subsecretaria de Carabineros. Posteriormente, asumió como jefa de campaña de su postulación a La Moneda, para luego ocupar los puestos de ministra de Trabajo en un principio, para luego ser trasladada a la cartera de Justicia.

Y es precisamente en su última ocupación en donde en los últimos días ha vivido una serie de problemas tras las crisis que viven dos organismos dependientes de su sector: Gendarmería y el Servicio Nacional de Menores (Sename).

La institución penitenciaria vive una delicada situación tras las denuncias de eventuales irregularidades que existen en el servicio, las cuales van desde millonarias pensiones (como en el caso de la esposa del diputado PS Osvaldo Andrade, la ex subdirectora jurídica Myriam Olate), hasta el mal uso de licencias médicas.

Por este motivo, el Gobierno anunció tres medidas que van desde un plan de intervención en Gendarmería a la realización de un sumario. Además, este viernes se anunciara un "número importante" de desvinculaciones.

Estos pasos que efectuará el Ejecutivo fueron criticados por el presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes de Chile (Ansog) Joe González, quien achacó parte de la responsabilidad por estas situaciones a la ministra Blanco.

"Mucho de lo que esta pasando hoy también es en parte responsable el Ministerio y la ministra (Blanco), pero anunciar esto pomposamente para la televisión no es la medida adecuada. Acá somos mas de 20 mil funcionarios, atendemos a más de 100 mil personas, que evidentemente necesitan medidas más profundas, no solamente para dejar tranquila a la opinión publica", manifestó a Publimetro.

Problemas en el Sename

Esta semana además se dio a conocer un informe en donde se indica que 185 menores dependientes de instituciones del organismo han fallecido desde el 2005 a la fecha.

El listado fue efectuado precisamente por el Ministerio de Justicia a petición del diputado DC René Saffirio, quien incluso solicitó un minuto de silencio a la presidenta de la comisión investigadora, su par RN Marcela Sabat.

Ante este hecho, Blanco señaló que "esta era una información que nunca se había entregado, formal y oficialmente, yo creo que lo primero es saludar la transparencia y la responsabilidad y seriedad con la que hoy día estamos abordando un tema que es tan importante para todos los chilenos y chilenas".

Tras revelarse la información, diversos parlamentarios criticaron la labor de la secretaria de Estado. Sabat calificó de "lamentable" la situación, detallando que los menores "fallecen en las manos de quien debe garantizar a los niños más vulnerables del país que estén las mejores condiciones".

Por esta situación, un grupo de legisladores independientes anunció que buscará recopilar firmas para interpelar a Blanco, acción a la que posteriormente se sumó Chile Vamos, quienes aseguraron que ya cuentan con las rúbricas para pedir esta semana la acción, la cual se efectuaría la primera semana de agosto.

Ambas crisis recuerdan los difíciles días que vivió la secretaria de Estado durante los 39 días de paralización del Registro Civil, en donde las negociaciones entre Blanco y la líder de los trabajadores Nelly Díaz se sucedieron durante varias jornadas. Tras la deposición de la movilización, la autoridad aseguró que "no creo que haya ganado nadie aquí. Sólo perdieron los ciudadanos".

Estos hechos han generado un debilitamiento de la imagen de la ministra, quien es la integrante del gabinete que cuenta con menor respaldo popular según la última encuesta Adimark dada a conocer el pasado 6 de julio, contando con una aprobación del 27%.

PUB/CM