Luego que el pasado viernes el Consejo de Rectores de Chile (Cruch) haya enunciado las críticas que tiene con el contenido del “Protocolo de rediseño a la educación superior” que les hizo llegar el Mineduc, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, sostuvo que le parecía extraño el enjuiciamiento porque habían contestado a los cuestionamientos. 

“Creo que hay distintas opiniones dentro del Consejo de Rectores (…) están todos los puntos que ellos preguntaron, todos fueron respondidos, estamos en una mesa de trabajo y no voy a hablar más de eso porque estamos en una mesa de trabajo”, manifestó la secretaria de Estado. 

Las palabras de Delpiano tuvieron rápida respuesta de parte del vicepresidente del Cruch, Aldo Valle, quien reiteró que estiman necesario introducir indicaciones al proyecto de ley que está siendo discutido en el Congreso. 

“Es necesario determinar alcances porque todavía tiene anunciados generales y creemos que hacen indispensable que tengamos una mesa de trabajo, y a su vez acordamos hacer algunas propuestas más específicas de modo que la generalidad no sea sólo del Gobierno, sino que el Cruch aporte con algunos documentos”, señaló Valle. 

Al ser preguntado sobre cuando empezarán con las propuestas, Valle declaró que desde este lunes se reunirá el Comité Ejecutivo del Cruch para precisar el protocolo de rediseño a la educación superior. 

“Vamos a empezar hoy día para dar curso a los textos que creemos se deben precisar en ese protocolo que hizo llegar el gobierno, que está lejos de constituir un documento de acuerdo, pero nuestro propósito es contribuir a que la reforma tenga un curso progresivo y no se queda detenida como está en el Congreso”, agregó.