A cinco días que la Cámara de Diputados votara a favor del proyecto de desmunicipalización, incluyendo el artículo que solicita crear un nuevo financiamiento para los colegios públicos, el que fue polémico ya que se trata de una atribución sólo del Presidente de la República, la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) hizo llegar una carta a la Presidenta Bachelet y al comité político de La Moneda para poder hacer un cambio en la vía por donde llegan los recursos a los establecimientos educacionales.

El artículo del cambio en el financiamiento no es solamente polémico por depender sólo de la Presidenta de la República, sino que el fondo del tema es lo que en diferentes actores crea diferencias.

Pero, ¿qué es lo que están pidiendo los secundarios y parlamentarios?

Actualmente el financiamiento a las escuelas y liceos públicos administrados por los municipios depende de la subvención escolar diaria con que cuente cada establecimiento educacional, lo que quiere decir que cada alumno de educación parvularia a octavo básico que asista a clases en jornada escolar completa (JEC) entrega  $67.007 mensuales a su colegio, monto que aumenta a $79.986 en la educación media.

La situación subsidiaria es la que le molesta a los estudiantes, quienes manifestaron su intención para reunirse con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, para poder mostrarle su propuesta de un financiamiento basal.

“Queremos reunirnos con todos. Es más, queremos pedirle al ministro de Hacienda que nos reciba para explicarle nuestras propuestas y también para invitarlo a la elaboración de un proyecto de ley que distribuya de mejor manera los recursos de los colegios”, señaló el vocero de la Cones, José Corona.

Desde los diputados, el parlamentario del Partido Socialista, Daniel Melo, explicó que se quiere lograr un monto estable de dinero para las instituciones para terminar con la desigualdad.

"No es posible que el modelo de financiamiento se mantenga tal cual, va a reproducir las mismas desigualdades, la semana pasada aprobamos por más de 62 votos a favor, lo que es una señal para que la ministra entienda que la nueva educación pública requiere de otro financiamiento”, señaló el diputado Melo.

Los estudiantes secundarios, profesores y parlamentarios están planteando articular un financiamiento basal, lo que quiere decir que se entregue una cantidad fija de dinero a cada establecimiento educacional, el que vaya variando dependiendo de variables socioeconómicas o de vulnerabilidad donde esté situado.

“Lo importante es saber cuáles son los fundamentos que le dan criterio al cambio de la lógica de la actual administración y pasar a la nueva educación pública (…) Es importante que el ministro de Hacienda pueda escuchar más a los actores de la educación porque se puede dar cuenta que existe voluntad para avanzar y cumplir con lo que le comprometió a la ciudadanía en el programa de gobierno”, agregó a Publimetro el diputado del PS.