Durante las últimas semanas las protestas estudiantiles se han extremado, manifestaciones que en el caso de los universitarios han sido lideradas por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), la que tiene una amplia representatividad de las instituciones de educación superior.

A pesar de la existencia de la Confech, hay un grupo que reúne a estudiantes de universidades privadas que se sienten ajenos a las demandas y acciones realizadas, como es la Organización de Federaciones de Educación Superior Privada (Ofesup), quienes manifiestan que por parte del Ministerio de Educación no los han escuchado.

"Nos sentimos parte de un movimiento estudiantil y por lo mismo entendemos la situación que está viviendo la educación, pero hay temas que se están discutiendo con los que no estamos de acuerdo y en los que tampoco se nos toma el parecer”, señaló a Publimetro la vocera de la Ofesup, Sascha Hannig.

Desde la organización fueron enfáticos en señalar que si bien abogan por ideas centrales similares con la Confech, como es el fin del lucro y la necesidad de descentralizar el país en materia de instituciones de educación, los puntos de desencuentro como el rol que cumple el Cruch, la distribución de los recursos y el funcionamiento de la gratuidad se hacen cruciales al momento de tomar la decisión de no asistir a marchas como la del pasado jueves 26 de mayo.

La principal crítica de la Ofesup es no mantener conversaciones fluidas con las autoridades del Mineduc, ya que de acuerdo a sus palabras, en las reuniones que han mantenido con los personeros de la cartera no han surgido acuerdos.

"Nos hemos reunido dos veces con el Mineduc y hemos estado dejados de lado, aunque la matrícula en la educación superior privada es la más alta de Chile,  sentimos que el peso mediático que se nos está dando como universidades privadas se ha condicionado mucho por la imagen que se tiene de las instituciones al catalogarla como "universidad chanta” y la poca distinción que hay entre estos alumnos”, agregó la vocera de Ofesup.

Al cuestionar el rol que están teniendo en las marchas, protestas y diferentes actividades relacionadas con el movimiento estudiantil, Hannag expresó que si bien se participa del Confech la voz disidente no sale a relucir.

“Muchas de nuestras universidades participan en Confech, pero la voz nuestra no es la que sale, sin embargo creo que estamos teniendo algunos puntos de encuentro en el discurso y nuestra gran preocupación es ser los afectados por instituciones con lucro injustificado y no poder opinar”, añadió.

De parte de la Confech, uno de sus voceros y quien también es alumno de una casa de estudios privadas, Gabriel Iturra, puntualizó que como Confech tienen la representatividad de gran parte de los alumnos.

“Muchos los estudiantes de universidades privadas en gran parte están siendo representado por el Confech porque nuestras demandas son transversales”, comentó Iturra.