Hace un par de semanas la cantidad de sodio en su fabricación puso en riesgo a la popular marraqueta chilena, ante la entrada en vigencia de la nueva ley de etiquetado de alimentos.

Un ingrediente fundamental en la mesa de los chilenos en especial en las celebraciones de Fiestas Patrias que se acercan, por uso en uno de los alimentos más típicos de un asado, el choripán.

Pensando en los efectos nutricionales que tiene el festejo en los chilenos, es que se deben considerar para estas fechas pautas de alimentación que permitan disfrutar, pero también resguardar la salud.

Por lo mismo, hay una serie de consejos que se deben seguir para evitar no sólo un aumento de peso considerable, sino más bien efectos a largo plazo que pueden surgir del consumo excesivo de sodio, calorías y azúcares.

De acuerdo con la página de la Clínica Las Condes, lo que hay que tener en consideración siempre es que nunca olvidar mantener un menú saludable.

Por esta razón conocer cuántas calorías tienen los alimentos que se van a consumir durante los tres días que duren las fiestas es fundamental, para definir pautas de consumo saludables.

En este sentido, los alimentos con mayor aporte calórico son las empanadas de pino. en su versión al horno una unidad puede aportar cerca de 450 caloría, mientras que las empanadas de queso fritas aportan en tres porciones de pequeño tamaño, la misma cantidad de calorías.

Cabe mencionar que, por ejemplo un hombre adulto de entre 70-80 kilos debe tener una ingesta calórica diaria no superior a las 2.500 calorías.

Respecto de los asados, un trozo de vacuno a la parrilla -en este caso filete- posee cada 200 gramos un  total de 248 calorías. Si lo que va a consumir es pollo, los mismo 200 gramos aportan 244 calorías y si su asado va a estar compuesto de carne de cerdo, 200 gramos de costillar aportan 586 calorías.

El choripán por su parte aporta en una sola unidad 408 calorías, mientras que un pan amasado de 100 gramos aporta 429 calorías.

Los postres y los licores y bebidas tampoco se quedan atrás. Si en el menú se considera un vaso de mote con huesillo, se pueden sumar aproximadamente 320 calorías y en una copa de vino, de aproximadamente 10 ml el aporte aumenta en 125 calorías.

Si además lo que va a consumir es un terremoto, el aporte sube en 350 calorías por cada 100 ml.

PUB/NL