Una mujer fue detenida por su supuesta participación en una estafa telefónica más conocida como "cuento del tío". El hecho afectó a una familia de la capital que pagó $1.000.000 por el presunto secuestro de dos personas de la tercera edad.

La detenida es Carla Solar (35), chilena, quien -según la PDI- habría actuado en complicidad con dos ciudadanos extranjeros para embaucar a un matrimonio del centro de Santiago con el falso secuestro de una pareja de ancianos.

La primera en recibir el llamado de los delincuentes fue la hija de las presuntas víctimas del secuestro, un matrimonio de la tercera edad que vive en Curacautín, Región de La Araucanía. Luego, los antisociales contactaron al yerno.

Los llamados de los falsos secuestradores exigían el pago de dinero por la libertad de los ancianos. Si no accedían a sus demandas, amenazaron con cortarles los dedos, primero, y después las manos a los rehenes.

Producto de su desesperación, la familia accedió a pagar $1.000.000 por el rescate, dinero que fue depositado en una cuenta RUT. Sin embargo, pronto descubrieron que todo había sido un engaño, ya que los ancianos se encontraban en Santiago y no en Curanilahue, como afirmaban los falsos secuestradores.

Después de efectuar la denuncia, la Brigada de Investigación de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI inició las pequisas y logró detener a la sospechosa. También recuperó el dinero, que fue devuelto a los afectados.

PUB/CM