El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valparaíso condenó a tres años de presidio remitido a Carlos Rivas Quiroz, el soldador de la empresa RVC que fue acusado de ocasionar el megaincendio que afectó a los cerros Rodelillo, Los Placeres, San Roque y La Planchada en febrero de 2013. 

En este segundo juicio, después de la anulación del que lo declaró inocente, Rivas Quiroz fue declarado culpable el jueves 10 de diciembre pasado por cuasidelito de incendio y hoy se leyó la sentencia definitiva. Gracias a que no tiene antecedentes, el acusado podrá cumplir la pena en libertad. 

El pasado 30 de julio, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valparaíso absolvió al soldador, pero el 8 de septiembre último la Corte de Apelaciones porteña anuló el fallo y ordenó un nuevo juicio contra el trabajador, por el megaincendio que el 14 de febrero de 2013 dejó 1.200 damnificados. 

Rivas Quiroz reconoció haber estado cortando fierros con esmeril el día de los hechos y que, debido al viento reinante entonces, las chispas producidas en esa faena generaron el fuego que arrasó pastizales, bosques y viviendas. 

PUB/VJ