México, Colombia, Perú y Chile, los países de la Alianza del Pacífico, se comprometieron este viernes a impulsar una mayor integración política y comercial como antídoto a los "fantasmas de desintegración" surgidos tras el Brexit.

A cinco años de su creación y en momentos en que proyectos de integración como el de la Unión Europea sufren un importante revés con la anunciada salida de Gran Bretaña, los mandatarios de los cuatro países de la Alianza del Pacífico se reunieron en Chile para confirmar que actuar juntos es mejor que hacerlo por separado.

En los pies del imponente volcán Osorno, en la ciudad de Puerto Varas, y disipando "algunos fantasmas de desintegración suscitados por el denominado Brexit", como señaló la mandataria anfitriona Michelle Bachelet, los cuatro países se fijaron 73 tareas para apurar los plazos de un proyecto comercial que ya ha conseguido mucho en poco tiempo.

La meta es ambiciosa: lograr la libre movilidad de bienes y personas entre sus países miembros.

"La Alianza del Pacífico es una de las integraciones regionales más importantes, más relevantes y más ambiciosa que hay hoy en día", dijo el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto, en la ceremonia de clausura del encuentro.

"No sólo se trata de liberalizar el comercio con los países miembro, sino la libre movilidad de personas, bienes y servicios de capitales", agregó.

PUB/SVM