La Cumbre de París contra el cambio climático (COP 21) integrada por 195 países, adoptó este sábado un acuerdo para ir en contra del cambio climático.

El documento presentado señala al cambio climático como “una amenaza apremiante y con efectos potencialmente irreversibles para la humanidad y el planeta”

El objetivo que se plantea el COP21 es contener el aumento de la temperatura “muy por debajo de los 2ºC” y de seguir esforzándose por limitar ese aumento a 1,5ºC.

Para poder lograr este objetivo, los 195 países acordaron esforzarse en que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) dejen de aumentar lo antes posible y empiecen a reducirse rápidamente.

Se espera que en la segunda mitad del siglo, se pueda llegar a un equilibrio entre las emisiones de GEI y las provocadas por las actividades humanas.

Serán los países desarrollados, quienes son emisores históricos de GEI, quienes tomarán la delantera en los recortes de emisiones en términos absolutos, en cambio los países en vías de desarrollo, los que aún necesitan generar energía con carbón y petróleo, son alentados a orientar sus esfuerzos hacia la realización de recortes.

Para el año 2018 los países evaluarán los impactos de sus iniciativas contra el calentamiento global y analizarán nuevamente sus planes de reducción de emisiones de GEI.

PUB/ SQM