La familia de Ana María Benítez y Marco Alarcón, fue víctima de un inusual robo, cuando antisociales ingresaron a su casa en la Villa El Encanto 2, en la ciudad de Curicó y se llevaron además de varios artículos, las cenizas del primer marido de la mujer. 

Según la historia que este viernes reproduce Las Últimas Noticias, la urna se encontraba al centro del living, rodeada de fotografías y artículos como el cinturón negro y el nunchaku que le pertenecía al ex marido de Ana María Benítez, fallecido hace 11 años. 

El nuevo esposo de la mujer reclama que “no hubo ningún respeto -por parte de los delincuentes- Lo pasamos mas, mi mujer andaba con mucha pena, y a mi también me dio pena, porque yo quiero harto a mi ‘negrita’”. 

“Se trata de cosas muy delicadas. No son sólo cenizas, es una cosa de muchísimo valor sentimental”, agregó Alarcón 

Sin embargo tres días después del hurto, en la puerta de su casa, adentro de una bolsa la mujer encontró la urna.

“La abrí y ahí estaba el ánfora completa, con todo. Lo único que hicieron es que la abrieron, pero no le hicieron nada”, relata la mujer. 

Desde la Fiscalía de Curicó afirman que el caso sigue en investigación, pero no tienen antecedentes de quiénes serían los responsables. 

PUB/NL