Tres carabineros fueron dados de baja tras ser sorprendidos bebiendo cerveza en la cuarta Comisaría de Illapel.

Según informó el diario El Día, los funcionarios se encontraban de guardia en el recinto cuando vecinos sintieron ruido de botellas que se quebraban.

“Se trata de tres funcionarios, que cerca de las 14:40 horas, en circunstancias que se llevaba a cabo un acto público en la plaza de Armas, lanzaban botellas. Se constató que las personas bebían cerveza y estaban ebrios. En consecuencia, el mando zonal los dio de baja de forma inmediata“, sostuvo el mayor de Carabineros Claudio Loyola. En ese sentido, los aludidos lanzaban las botellas desde el segundo piso de la comisaría.

“Esta conducta se aleja absolutamente de nuestra vocación de servicio público. El hecho se judicializó y quedó en manos del Ministerio Público”, señaló.

Debido a esta situación, se está realizando un sumario administrativo en la institución.

PUB/CM