A ocho subieron los carabineros detenidos y dados de baja este jueves por su presunta participación en graves delitos. También hay cuatro civiles arrestados por los mismos hechos. Todos serán formalizados mañana viernes en el Centro de Justicia de Santiago. 

Los 12 detenidos se encuentran en estos momentos en la 33a. Comisaría de Carabineros de Ñuñoa, donde fueron interrogados por efectivos del Departamento de Asuntos Internos de la institución, por orden de la Fiscalía Metropolitana Sur, que lleva la investigación. 

Los 8 carabineros (siete suboficiales y un teniente, según trascendió) fueron detenidos este jueves en la mañana en distintas unidades de la capital, pero según se ha establecido hasta el momento, todos coincidieron en algún momento en una tenencia de La Pintana. 

Esta tarde, hasta la 33a. Comisaría llegaron el fiscal metropolitano sur Raúl Guzmán y el jefe de la Zona Oeste de Carabineros, general Rodney Weber, para tomar conocimiento de los interrogatorios. Según dijeron, los detenidos están todos confesos. 

Aunque declinaron entregar detalles de los delitos, trascendió que los detenidos están involucrados en asaltos, robos, tráfico de drogas, extorsiones, cohecho, falsificación de instrumento público, allanamientos y detenciones ilegales, apremios ilegítimos y otros ilícitos que se siguen investigando. 

Especial inquietud causó que los carabineros dados de bajan sean sospechosos de omitir denuncias por "portonazos", ya que algunos de ellos fueron detenidos en la 37a. Comisaría de Vitacura, una de las comunas más afectadas por este tipo de delitos. 

PUB/CM