Gran curiosidad entre el personal del aeropuerto de Santiago ha generado un sujeto que lleva más de dos meses viviendo en el lugar.
 
Algunos aseguran que el individuo, identificado como Rodrigo Ben-Azul, lleva más de dos meses deambulando por los pasillos, buscando comida y colillas de cigarrillos, y cuando la noche se refugia en el sector más tranquilo del recinto para dormir.
 
Al ser consultado, Rodrigo asegura que se encuentra esperando la llegada de un pasaje que lo lleve de regreso a su país, España, aunque posee nacionalidad chilena-española.
 
Ben-Azul señala que llegó a Chile para solucionar un problema familiar pero al no encontrar respuesta decidió volver al viejo continente, sin embargo le faltaba lo esencial, el dinero. Por eso espera que sus parientes españoles les envíen el pasaje de regreso.
 
Al ser consultado por su estadía en el país, Rodrigo reconoce que su situación  ha sido muy triste "pero que ha podido sobrevivir gracias a la voluntad de personas desconocidas que le proporcionan comida".
 
Por el momento Ben- Azul seguirá esperando hasta que pueda solucionar su problema y regresar a su país.