Nuevamente la discusión respecto al matrimonio igualitario se hace presente en la agenda nacional, esto luego de que la Presidenta Michelle Bachelet anunciara en la ONU el envío del proyecto de matrimonio igualitario para el primer semestre de 2017 y que se confirmara un acto oficial para iniciar el debate nacional en para trabajar en esta ley en noviembre de este año.

Hace unos meses, en julio y luego de que el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) presentara una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Gobierno había llegado a un acuerdo con la organización, donde se establecían una serie de fechas y compromisos para seguir avanzando en materias legislativas.

Entre las fechas acordadas se consideraba el envío al Congreso del proyecto de Ley sobre la Igualdad del Matrimonio durante la primera mitad de 2017. Por esto, el Gobierno y el Movilh acordaron la realización del acto público que marcará el inicio del debate, y que contará con la presencia de la Presidenta. El Movilh destacó “las señales del Ejecutivo respecto a cumplir los compromisos adquiridos y esperamos que se mantenga en esa línea". 

Este anuncio generó reacciones desde Chile Vamos. La senadora Van Rysselberghe declaró a "El Mercurio" que esto "Va a polarizar el país. La Presidenta nuevamente va a poner el acento en aquellos temas que no son la prioridad de los chilenos”. Respondiendo a estas declaraciones, el Movilh contestó que “Lo que se esconde tras estas críticas es un rechazo odioso a la igualdad legal para las parejas del mismo sexo, en especial para aquellas que tienen hijos.”

Otros compromisos adquiridos

En el acuerdo amistoso, establecido entre el Gobierno y el Movilh ante la CIDH, también se establecía impulsar reformas legislativas para incorporar a los convivientes civiles a la ley 19.620 sobre Adopción de Menores, de manera que puedan ser adoptantes. Además, se mencionaban posibles reformas a la Ley 20.830 sobre Acuerdo de Unión Civil, para que “el conviviente que ha criado al niño o la niña sea reconocido como madre o padre, tenga o no lazos de consanguinidad”.

Cuando se realizó este acuerdo en julio, la senadora Van Rysselberghe enfatizó en entrevista con CNN Chile que "lo que están buscando con el matrimonio igualitario, todos los movimientos homosexuales, es la adopción”, destacando que la actual Ley de Unión Civil es bastante similar a un matrimonio, excepto por la imposibilidad de adoptar.

La discusión para abordar una posible reforma legislativa sobre adopción por parte de parejas homoparentales no tenía establecida una fecha límite en el acuerdo realizado ante la CIDH, sin embargo desde el Movilh esperan que el Gobierno cumpla con todo lo que se detalló en el acuerdo realizado ante la entidad internacional.

Respecto a las críticas sobre estas materias, el Movilh declara que instar "a que el Estado desconozca un acuerdo internacional, es inaceptable. Deben ayudar a que el Estado cumpla, en vez de boicotear la imagen del país en el extranjero”.