El Juzgado de Garantía de Puerto Montt declaró admisible la querella presentada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) contra quienes resulten responsables de la desaparición de José Huenante, hecho ocurrido en 2005.

El tribunal determinó que será la justicia ordinaria quien indague las eventuales responsabilidades de civiles en el caso, mientras que la presunta participación de funcionarios de Carabineros seguirá siendo conocida por la justicia militar.

Lo anterior ocurrió no obstante la oposición del Ministerio Público y la Defensoría Penal Pública, cuya tesis es que la competencia del caso ya fue dirimida por la Corte de Apelaciones de la capital de Los Lagos, la cual radicó el caso en la Fiscalía Militar.

De esta forma el INDH podrá seguir impulsando que se investigue la desaparición de José Huenante, abriendo la puerta a nuevas instancias de apelación para que la posible responsabilidad de uniformados en la desaparición del joven también sea investigada por tribunales ordinarios.

El 3 de septiembre de 2005 el adolescente de 16 años, José Huenante, se encontraba junto a un grupo de amigos en las calles de la población Vicuña Mackenna de Puerto Montt. Luego de un confuso incidente, José fue detenido por Carabineros de Chile, no hallándose rastro alguno sobre su paradero a más de 10 años de ocurridos los hechos.

PUB/CM