El Tribunal Oral en lo Penal de Concepción declaró culpable al adolescente imputado del asalto ocurrido el año pasado en una sucursal de Servipag en la comuna de Hualpén, en el que resultó con graves quemaduras el cajero Pablo Ramírez. 

El joven está imputado por el delito de robo con homicidio en calidad de frustrado, además de por robo con intimidación, por lo que la Fiscalía insiste en que se le imponga la máxima pena que contempla la Ley de Responsabilidad juvenil: 10 años de presidio. 

Hasta hace dos meses eran dos lo imputados por este caso, pero el hermano del adolescente hoy declarado culpable fue asesinado mientras cumplía la medida cautelar de prisión preventiva en la cárcel de Chillán, a la espera del juicio. 

La audiencia de lectura de la sentencia la fijó el tribunal para el próximo 23 de octubre. 

PUB/CM