El Quinto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago declaró culpable a Pablo Enrique Pérez Gonzalez (38), en calidad de autor de los delitos consumados de femicidio y violación con homicidio, ilícitos perpetrados en la comuna de Maipú en agosto de 2013.

En resolución unánime, el tribunal condenó a Pérez González por el delito consumado de femicidio de su cónyuge Nadia Varas con la agravante de alevosía.

En cuanto al delito de violación con homicidio de su hijastra, se le añadieron las agravantes de alevosía, abuso de confianza y de agregar ignominia a los efectos del hecho.

La audiencia de comunicación de la sentencia quedó agendada para las 13 horas del próximo lunes 28 de marzo. El sujeto, que actuó bajo el efecto del alcohol, arriesga cadena perpetua.

Al culminar el juicio, los jueces Fernando Valenzuela González, Rocío Morales Hernández y Christian Carvajal Silva dieron por probados, más allá de toda duda razonable, los siguientes hechos:

En horas de la madrugada del 4 de agosto de 2013, en el inmueble ubicado en Avenida Portales 3041, departamento 12, de la comuna de Maipú, Pablo Enrique Pérez González ingresó al dormitorio que compartía con su cónyuge, mientras ésta dormía junto a sus hijas de 6 y 4 años de edad.

Aprovechándose de dicha circunstancia, Pérez González procedió a estrangularla con sus manos, provocándole la muerte por asfixia.

Posteriormente, Pérez González ingresó al dormitorio de la hija de su cónyuge, fruto de otra relación, a la fecha de 16 años de edad. La adolescente se encontraba durmiendo, y aprovechándose de aquella circunstancia, la golpeó en la cabeza y luego comenzó a estrangularla.

Luego, Pérez González procedió a agredirla sexualmente, para finalmente darle muerte por estrangulamiento. Una vez fallecida, Pérez Gonzalez procedió, nuevamente, a acceder carnalmente el cuerpo de la víctima.

PUB/VJ