Para el 19 de abril próximo se habría fijado la audiencia de formalización del ex carabinero Manuel Noya Pavis, quien ocasionó graves lesiones al estudiante universitario Rodrigo Avilés, durante una manifestación que se realizaba en las calles del plan de Valparaíso el 21 de mayo del año pasado.

Así, el próximo mes el Ministerio Público, luego de 10 meses de investigación destinada a establecer con claridad las responsabilidades y a determinar si hubo un actuar negligente o doloso por parte del personal policial en ese hecho, formalizará a quien era sargento de las Fuerzas Especiales de Carabineros, y oficiaba de pitonero del carro lanza agua que con su chorro impactó al universitario, dejándolo con riesgo vital por varis meses y secuelas que todavía no le permiten desarrollar una vida normal.

Cabe recordar que el 21 de mayo de 2015, en el marco de la cuenta pública anual del Gobierno, Avilés se manifestaba junto a cientos de jóvenes por las calles de Valparaíso, y el chorro de un carro lanza aguas de Carabineros le golpeó el rostro y lo lanzó al piso, debido a lo cual se golpeó la cabeza en el pavimento y quedó en estado de inconsciencia, al borde de la muerte.

Inicialmente la institución policial negó la participación de sus efectivos en el hecho, pero un registro audiovisual difundido por TVN aclaró el asunto. Y conocida esas imágenes, Carabineros dio de baja al sargento Manuel Noya "por apartarse del protocolo en el uso del implemento".

Respecto del anuncio de la audiencia de formalización, el padre de Rodrigo, Felix Avilés, dijo estar conforme con el proceso judicial, y que espera que se establezca la verdad, porque –a su juicio- el ex sargento Noya no es el único culpable, pues la responsabilidad del accionar institucional va desde los altos mandos hasta los subordinados sin rango.

En relación a esto, la investigación que lleva adelante el fiscal jefe de Valparaíso, Cristián Andrade, seguirá su curso al interior de Carabineros.

PUB/CM