Galvarino Apablaza, el ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) acusado de participar en el asesinato de Jaime Guzmán está teniendo una agenda cargada de trámites judiciales en Argentina, país en el que se encuentra en calidad de refugiado político. Ello pues el Gobierno de Chile está pidiendo su extradición mientras que él planea mantenerse en tierras trasandinas manteniendo su condición especial. Y así al menos lo informó su defensa en el país de Macri, Rodolfo Yanzón, quien asegura que el trámite no será favorable para el Estado chileno. 

“Desde lo jurídico es imposible que haya un cambio de estatus de parte de la situación de Apablaza, más allá que reconozco presiones de sectores pinochetistas en Chile que están esperando un cambio a partir de un cambio de gobierno”, dijo en entrevista con T13 Radio, haciendo una clara referencia a la administración actual de Mauricio Macri. 

El abogado aseguró que la petición de su extradición no encontrará terreno fértil en la Justicia argentina pues, a su juicio, los abogados chilenos “no entienden de qué se trata. El refugio, ese estatus, no tiene nada que ver con la situación política”. 

En ese sentido, el defensor de Apablaza afirmó que el proceso podría durar varios años y, por lo mismo, trascender al color político que administre la Casa Rosada. 

Por otra parte, recomendó al Estado de Chile que no siga adelante con la petición pues sólo está generando perjuicios al erario público nacional. 

“Los abogados argentinos que están representando a la embajada chilena lo saben claramente: muchachos en Chile, a ver si se avivan, porque lo que están haciendo los abogados argentinos que contrataron es sacarle el dinero graciosamente, porque están cobrando mucho por mes para nada”, aseguró el abogado.

Agregó que “si eso es lo que quieren los de la UDI y la embajada, allá ellos, yo me alegro por mis colegas argentinos que tienen un suculento honorario”

PUB/JLM