“Aquí somos todos o ninguno”. Esa fue la respuesta del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech) ante la fórmula de gratuidad del gobierno que excluye a tres planteles.

Hoy la ministra de Educación, Adriana Delpiano, se refirió a las declaraciones argumentando que “el Ministerio está obligado a tratar a las universidades estatales con una diferenciación" por el hecho de ser propiedad del Estado. "Están en una condición distinta”, agregó.

Además, planteó que el gobierno baraja una propuesta que implementaría un “plan de acompañamiento” para acceder al beneficio de la gratuidad, a los planteles que quedan excluidos por no contar con al menos cuatro años de acreditación.

“El Ministerio y los distintos instrumentos que tenemos tienen que dar el apoyo que sea necesario a toda la educación superior y por cierto partiendo por las propias estatales”, agregó la titular.

En respuesta a la críticas de la oposición, quienes amenazan con recurrir nuevamente al TC, la ministra indicó que “ellos tendrán que dar cuenta al país sus razones para impedir que alumnos puedan ingresar a la gratuidad”:

Delpiano además, afirmó que el Gobierno está a la espera del fallo del TC y que harán “todos los esfuerzos para que la educación superior mejore, igual que el resto de los planteles”. 

PB/MC